CASA TEUTONA

En construcción

Con un presupuesto muy limitado, esta obra comprende perfectamente todos lo que significa la dirección de obra pese a su pequeña dimensión. Al demoler los forjados, nos encontramos con cambios espaciales y estructurales.

Al comenzar el derribo de los forjados que se encontraban en un estado muy avanzado de deterioro por carcoma, descubrimos que la diferencia de grosor entre el muro superior y el inferior era mucho mayor del que en principio se creía. Por ello, diseñamos un sistema con el que se nos permitiese apoyarnos en el muro y distribuyese las cargas sin necesidad de apoyos en la planta inferior, reduciendo el coste de la estructura.

Además, nos encontramos con que las vigas de la planta superior se encontraban más altas de lo que en un principio se creía, con lo que el espacio bajo cubierta era poco aprovechable. Finalmente, se creó una doble altura en el espacio del salón y convertimos el altillo (tras reforzar las vigas y cortarlas) en un espacio social de gran dimensión y diferentes usos.